Velas aromáticas: 3 increíbles beneficios terapéuticos

vela aromática

Las velas aromáticas, además de ser un elemento decorativo en nuestro hogar, proporcionan muchísimos beneficios para la salud. En la actualidad, se utilizan en una disciplina terapéutica conocida como aromaterapia. Se trata de una medicina complementaria que emplea aceites esenciales de plantas o frutos, con la finalidad de promover la salud emocional y física.

Al percibir un aroma, de forma automática nuestro cerebro empieza a liberar hormonas y neuroquímicos. Los mismos modifican nuestra fisiología influyendo sobre nuestros sentimientos y nuestro comportamiento.

¿Por qué deberías encender velas aromáticas durante tus tareas cotidianas?

Puede que tal vez todavía no conozcas cuáles son algunos de los grandes beneficios que caracterizan a las velas aromáticas. Por esta razón, aquí te contaremos 3 importantes beneficios asociados.

1- Pueden incrementar tu concentración

Del mismo modo en que se ha confirmado que los colores de las paredes del hogar o de una oficina pueden estimular determinados sentimientos, las fragancias de una vela también influyen en nuestro estado emocional.

Por lo tanto, ¿podrían las velas aromáticas aumentar nuestra concentración? De acuerdo a lo que dice la ciencia, la respuesta es “Sí”. Los aromas ejercen una gran influencia en nuestro cerebro.

Por ejemplo, las fragancias de eucalipto pueden aportar claridad mental e incrementar nuestra concentración. A su vez, se trata de una fragancia estimulante. Esto quiere decir que puede darte ese empujón extra que necesitas para llevar a cabo tus actividades pendientes.

De forma adicional, el aroma de una vela de eucalipto puede actuar como un vasodilatador y así incrementar el flujo de sangre. Es decir, un mayor flujo sanguíneo que llegue al cerebro se traduce en un mayor poder cerebral.

De acuerdo a otro estudio, algo similar sucede con el neroli. Una fragancia que se obtiene a partir de la flor del naranjo amargo, la cual cuenta con un elevado poder estimulante.

Por otra parte, en el 2018 se realizó un estudio en niños de edad escolar. Los resultados mostraron que la fragancia de romero mejoraba la concentración y la memorización.

En síntesis, si sientes que no avanzas como quisieras en tus tareas laborales, encender una vela aromática mientras trabajas podría ser de gran ayuda. Sin lugar a dudas, los aromas pueden aumentar tu concentración, y de esta manera podrías conseguir una mayor productividad en todo lo que hagas.

2- Cuentan con un efectivo poder relajante

Cuando vas a un tratamiento de spa, es muy común que se utilicen lociones, velas o aceites perfumados. Vale la pena aclarar que esto no se realiza al azar. Cada fragancia ha sido elegida para promover la relajación y la serenidad durante el tratamiento. De hecho, todo esto está respaldado por la ciencia.

En otras palabras, si deseas crear un ambiente relajado y disfrutar de sus beneficios, debes elegir velas aromáticas con fragancias calmantes. A continuación podrás conocer algunas.

El efecto relajante del aceite de lavanda ha sido ampliamente investigado. Un estudio demostró que respirar esta fragancia puede calmar el sistema nervioso y también cambiar las ondas cerebrales hacia una fase de relajación.

Por otra parte, algunos estudios han señalado que la inhalación del aceite esencial de gardenia tiene un poderoso efecto ansiolítico. Mientras que el aroma de sándalo tiene efectos relajantes y podría ser útil para quienes presentan migrañas.

3- Te ayudan a desconectarte de las presiones diarias

A veces cargamos con una gran cantidad de preocupaciones y el ritmo de vida que llevamos puede resultar bastante agotador. Todo esto genera que sigamos compenetrados con los problemas o aspectos negativos del día a día, aún cuando finalizamos con nuestra jornada laboral. Por consiguiente, termina siendo muy complicado desconectarnos de todo y nos cuesta descansar adecuadamente.

En estas circunstancias, podemos aprovechar los beneficios que nos ofrecen las velas aromáticas y manejar mejor el estrés con su ayuda. Una opción muy recomendable es el aceite de vetiver, ya que es ideal para tratar el nerviosismo y el insomnio. En el 2014 un estudio en roedores confirmó sus propiedades ansiolíticas.

También son muy eficaces las velas aromáticas con incienso. Las mismas se destacan por su efecto sedante y por su capacidad para regular el sistema nervioso.

Quizás te interesa…

Referencias

  • Aromatherapy benefits autonomic nervous system regulation for elementary school faculty in taiwan. Kang-Ming Chang y Chuh-Wei Shen. 2011.
  • The effects of lavender oil inhalation on emotional states, autonomic nervous system, and brain electrical activity. Winai Sayorwan, et al. 2012.
  • Anxiety-like behaviour and c-fos expression in rats that inhaled vetiver essential oil. Somrudee Saiyudthong, et al. 2014.
  • Influence of Fragrances on Human Psychophysiological Activity: With Special Reference to Human Electroencephalographic Response. Kandhasamy Sowndhararajan y Songmun Kim. 2016.
  • The effect of the essential oils of lavender and rosemary on the human short-term memory. OV Filiptsova, et al. 2018.
  • Chemical Composition of Essential Oil from Flower of ‘Shanzhizi’ (Gardenia jasminoides Ellis) and Involvement of Serotonergic System in Its Anxiolytic Effect. y Nan Zhang, et al. 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad