¿Cómo me puede ayudar el yoga con la menstruación?

Plano detalle de una chica sobre una esterilla y las manos a la altura del vientre para ilustrar el post de cómo me puede ayudar el yoga con la menstruación

La práctica de yoga es muy amplia y eso es lo atractivo de este estilo de vida, así como también hay distintas maneras de vivir el ciclo menstrual y eso depende de cada mujer incluso de cada etapa en la que nos consigamos ya que siempre puede cambiar. Algunas mujeres continúan con su vida cotidiana como si nada y otras en cambio, se ven tan afectadas que necesitan tomarse un tiempo para sobrellevar las molestias que se puedan generar tanto física como emocionalmente.

Por ello la práctica del yoga es tan completa, porque si eres de las que a nivel físico te ves limitada puedes hacer trabajos de respiración profunda (pranayamas) o meditaciones, y si a nivel físico puedes darte el gusto de hacer algunas posturas, esto aliviará muchísimo los dolores de vientre, de espalda y más ya que las asanas o posturas son prácticamente un masaje para el cuerpo incluidos tus órganos internos. Cualquiera de estas actividades dentro de la práctica de yoga te ayudarán a equilibrar las emociones que en algunos casos están a flor de piel en este ciclo mensual. También ten en cuenta que puedes practicar yoga desde casa o en cualquier lugar, incluso si no tienes mucho tiempo (aquí te dejamos unas claves si este estu caso).

Se han realizado estudios en los que se descubrió que la práctica del yoga puede reducir significativamente los dolores suaves o intensos, el dolor abdominal y la sensibilidad en los pechos y las chicas que se sometieron a este estudio mejoraron significativamente el dolor menstrual, el estado físico y la calidad de vida teniendo una práctica constante y en algunos casos mínima de dos veces por semana. 

Esto quiere decir que incluso practicando poco notarás gran beneficio, por ello no sólo como profe sino como practicante y como mujer te recomiendo totalmente la práctica de yoga en cualquiera de sus aspectos ya que lo único que recibirás son resultados positivos para tu vida.

Te daré una secuencia sencilla que puedes visualizar mejor viendo en el reel del Instagram de @yuyocalm

Busca un espacio cómodo sobre tu esterilla, sofá o cama.

Si necesitas accesorios para hacer del proceso algo más placentero y cómodo ten a la mano una almohada y par de bloques o cojines.

  1. Balasana mantén entre 3 o 5 min intercambiando mejilla.
  2. Kapotasana mantén 3min asegúrate de hacer ambos lados y si es necesario coloca soporte debajo del glúteo de la pierna q flexionas
  3. Suptabadhakonasana entrégate y relájate 3min o más y luego lleva rodillas al pecho abrazándote y dedicándote mucho cariño.

NAMASKAR

Artículo escrito por Ainara de Prevalece el yoga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad