Envíos GRATIS a partir de 60€ en España peninsular y Baleares | Entrega 24/48h
-10% DTO suscribiéndote a la newsletter
Envíos GRATIS a partir de 60€ en España peninsular y Baleares | Entrega 24/48h
-10% DTO suscribiéndote a la newsletter

¿Sabías que el estrés puede influir sobre tu vida sexual?

El estrés puede influir sobre nuestro bienestar emocional, físico y social, y a su vez, puede impactar de forma significativa sobre nuestra vida sexual.

Como es de suponerse, el estrés incrementa las funciones más relevantes de nuestro organismo asociadas a la supervivencia, como el ritmo cardíaco y la circulación sanguínea. Pero bajo una situación de gran estrés, el sexo no es una función esencial, y pasa a un segundo plano.

¿De qué manera influye el estrés sobre tu vida sexual?

Desequilibrio hormonal

En respuesta al estrés, nuestro organismo tiende a producir más cortisol y epinefrina, hormonas que en niveles altos pueden disminuir tu libido. Al mismo tiempo, esto puede causar un desequilibrio en tu ciclo menstrual, lo que posiblemente te lleve a estar de mal humor.

Tiende a modificar tu estilo de vida

El estrés crónico puede llevarte a desarrollar hábitos no muy sanos, como el tabaquismo, el alcohol en exceso o una mala alimentación.

Al estar bajo estrés, puedes pasar por alto la sensación de saciedad, comiendo más de lo que tu cuerpo necesita. Asimismo, en tiempos de estrés es común tener una mayor atracción hacia la comida chatarra rica en grasas saturadas o cargada de azúcares refinados.

Inclusive, el estrés se relaciona con el sedentarismo y la falta de motivación hacia el cuidado personal.

Por consiguiente, estas conductas que el estrés puede llegar a generar, influyen en la manera en que te sientes contigo misma y pueden afectar tu vida sexual.

Tiene una gran influencia a nivel emocional

Cuando pasas por momentos de estrés, tu mente no para de dar vueltas y aparece el agotamiento. En consecuencia, esto puede distraerte de desear tener relaciones sexuales, o hacer que no estés presente durante el sexo.

No debemos olvidarnos de que nuestro mayor órgano sexual es el cerebro. Por lo tanto, si nuestra mente está continuamente ocupada, no podremos concentrarnos en el placer, la excitación o los orgasmos.

Por si esto no fuera poco, el estrés influye sobre las emociones, causando angustia y ansiedad, dos factores que también pueden apagar el deseo sexual.

De hecho, un estudio publicado en el 2009 mostró que el estrés afectó el libido, la excitación y la satisfacción de las mujeres que estaban sometidas a altos niveles de estrés. Por otro lado, en los hombres se encontró una baja satisfacción sexual asociada al estrés.

¿Qué puedes hacer para reducir el estrés y mejorar tu vida sexual?

Busca opciones saludables que te ayuden a manejar el estrés. Algunos ejemplos son:

  • La actividad física.
  • Un baño relajante y restaurador.
  • Técnicas de relajación.
  • Meditación.
  • Aromaterapia.
  • Practicar yoga.
  • Ejercicios de respiración.
  • Recibir un masaje con CBD.

Por otra parte, a pesar de que experimentar algo de estrés sea parte de la vida cotidiana, si puedes distinguir cuáles son los factores que mayor estrés te generan, sería genial que te enfoques en reducirlos o sacarlos de tu vida de forma definitiva, de ser posible.

A continuación podrás ver algunos otros tips que pueden ayudarte a lidiar con el estrés y mejorar tu vida sexual:

Separa tiempo para tu vida sexual

El tiempo de intimidad con tu pareja podría ser de gran ayuda para disminuir el estrés. Por ello es importante apartar algún momento diario para disfrutar del sexo.

Los sentimientos que se producen durante un encuentro sexual suelen ser defensas naturales que te ayudan a combatir el estrés. Esto significa que separar tiempo para la intimidad física no es para nada improductivo, aún cuando atraviesas por momentos de gran estrés.

Considera hacer actividad física en pareja

Ejercitarte es una de las mejores formas de mantener a raya el estrés y mejorar tu estado de ánimo y autoestima. Además, si no pasas mucho tiempo a solas con tu pareja, podrían considerar ejercitarse juntos.

Caminar después de que ambos salgan del trabajo, o correr por las mañanas, podría ser muy útil para que la conexión crezca y el cuerpo gane más endorfinas. De igual modo, si ambos aceptan, podrían practicar yoga en pareja. De hecho, existen tutoriales específicos orientados en el tema.

Descubre el poder del CBD

Los estudios confirman que el aceite de CBD puede ser una forma perfecta para el alivio del estrés y la ansiedad. Además te puede aportar más tranquilidad a la hora de conciliar el sueño. Por lo tanto, tenerlo en tu kit de primeros auxilios para el estrés podría ayudarte a disfrutar más de tu vida sexual.

Referencias

  • Stress, workload, sexual well-being and quality of life among physician residents in training. Haleh Sangi-Haghpeykar, et al. 2009.
  • Role of a Disordered Steroid Metabolome in the Elucidation of Sterol and Steroid Biosynthesis. Cedric H. L. Shackleton. 2012.
  • Perceived stress, unhealthy eating behaviors, and severe obesity in low-income women. Andrea S. Richardson, et al. 2015.
  • Regulation of the Hypothalamic-Pituitary-Adrenocortical Stress Response. James P. Herman, et al. 2016.
  • Sex differences in the neuro-immune consequences of stress: Focus on depression and anxiety. Mandakh Bekhbat y Gretchen N Neigh. 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad