¿Por qué no me funciona el CBD?

una chica hace burbujas de jabón y en su camiseta está escrito "not your prince" para ilustrar el artículo de "Por qué no me funciona el cbd"

Si has conocido a un amigo o familiar que está tomando CBD, lo más seguro es que te haya contado lo bien que le está yendo gracias a sus muchos beneficios. Y aunque ya sabemos que el CBD es lo más, tristemente hay gente que no ha tenido la misma experiencia. Algunas personas han dicho que no sentían nada y pensaron que a ellos no les funcionó. Así que, si eres de esos que se pregunta “¿Pero por qué no me funciona el CBD?” Tranqui, no queremos que te sientas así, ni que abandones, y ni, mucho menos, que se te vayan las ganas de probarlo. Por eso, te dejamos 6 razones para aclarar tus dudas:

1. Tu producto CBD no es de confiar

Hay empresas que se quieren aprovechar del boom del CBD y sus prácticas son cuestionables. Es triste, pero esas empresas se aprovechan del desconocimiento para vender productos falsificados. Lo más común es que te vendan un producto con cierta cantidad de CBD cuando en realidad tiene menos. Como os hemos contado, es importante fijarte en los análisis de laboratorios de terceros para confirmar que estas comprando el producto adecuado. Lee las reseñas para ver cómo le ha ido a otros para hacerte una idea.

Es normal si tienes que probar varios antes de encontrar el mejor para ti, así que ¡no te frustres! Te dejamos unos consejos aquí para que elegir un producto CBD te resulte más fácil.

2. Necesitas adaptarlo en tu sistema

Encontrar tu dosis perfecta puede ser una aventura. Cada persona tiene un cuerpo especial por eso cada uno tiene que ir probando hasta encontrar su dosis personal.Para ello, te recomendamos que empieces poquito a poco y tranquilamente vayas incrementando hasta que encuentres el efecto deseado. Hay personas que lo toman todos los días para estimular su sistema endocannabinoide. En cambio, otros prefieren microdosificar para encontrar su dosis personal y después ajustarla según sus necesidades con el tiempo.

3. Tienes que darle más tiempo

“Tengo ansiedad e intenté que se me quitase tomándome unas gotas, pero no sentí nada”

Esto es normal, hay que entender que el CBD no siempre funciona instantáneamente. A veces se necesita tomarlo a menudo durante unas semanas para notar los efectos. Si sigues probando, y después de unos meses no notas nada, pues es hora de cambiar de marca. Una buena manera para ver si has notado resultados es anotando tus síntomas en un cuaderno. Hay que tener paciencia y no abandonarlo por completo. Cuando veas los resultados normales, verás lo increíble que es.

4. Necesitas usarlo de otra manera

Existen muchas maneras de tomar el CBD, algunas francamente ¡muy raras!  Las más comunes son: tincturas o aceites, cremas tópicas, aceites para vapear, capsulas o supositorios, y comestibles.  Como veis hay muchas maneras para probar. Si no te ha ido bien de una manera, te recomendamos que pruebes con otra.  Hay que tener en cuenta que cada manera tiene su tiempo diferente para que llegue a tu flujo sanguíneo.

Por ejemplo, si te comes un chocolate con CBD, puede ser riquísimo, pero al tener que pasar por tu sistema digestivo, la cantidad de CBD que llega a tu sistema es más bajo.

La manera sublingual es la mejor forma. Tomar gotas debajo de la lengua significa que el CBD llega directamente a tu sistema y notarás los efectos más rápidos.

5. No eres consciente del efecto

Muchas veces, cuando queremos aliviar un problema leve, pensamos que “no sentimos nada” porque estamos normales, entonces el efecto de estar normal sin más, pasa desapercibido. Esto es normal, porque es así como nos sentimos siempre, es decir, no nos estamos sintiendo de una manera especial. Entonces, nosotros mismos dejamos de ser el centro de atención para nosotros, nos focalizamos en otras cosas, y nos olvidamos. Y cuando nos volvemos a acordar de que tomamos el CBD pensamos que “no me funciona porque he estado normal”.

6. Simplemente no es para ti

En general la gente está notando efectos positivos, pero no significa que es para todo el mundo.  Si has probado distintos productos y has tenido paciencia en darle tiempo y sigues sin notar nada, pues quizá y no sea para ti, y está bien.

Hay muchos factores que pueden influir como absorbes y el efecto que tiene el CBD en tu cuerpo.  Algunos son: tu metabolismo, bioquímica, y genética. El cannabis funciona con tu sistema endocanabinoide y ese sistema en cada uno funciona diferente.Al ser algo natural, no nos afecta a todos de la misma manera. Tampoco hay una dosis máxima como tal. Hay que ir probando para ver lo que mejor funciona para ti.

Responsabilidad: La información que se enumera, hace referencia o está vinculada en este post y todo el contenido del blog es solo para fines educativos generales y no proporciona asesoramiento médico o legal profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *