Ansiedad sexual: Cómo puedes superarla

abrazo en la cama para ilustrar ansiedad sexual

Sentir ansiedad sexual es una situación que puede afectar tanto a hombres, así como también a mujeres. Lo peor de todo es que este estado mental termina influyendo negativamente en la calidad de vida.

Ahora bien, en algunas personas puede tratarse de un episodio aislado, que podría manifestarse durante un encuentro sexual con una nueva persona. En cambio, a otros de forma constante les podría parecer complicado el hecho de disfrutar de las relaciones sexuales. En particular por experimentar regularmente esta clase de ansiedad.

¿Cómo saber si tienes ansiedad sexual?

Generalmente un encuentro sexual puede desencadenar ansiedad cuando tenemos miedo de que alguna característica propia pueda decepcionar a nuestra pareja.

En primer lugar, las mujeres que sienten ansiedad a la hora de tener sexo podrían presentar una pérdida de deseo sexual y problemas para excitarse o llegar al orgasmo. En cambio, en el sexo masculino la ansiedad sexual se expresa con la imposibilidad de conseguir una erección, la dificultad para hacer que se mantenga, o el simple hecho de eyacular muy rápido.

Generalmente, sentir ansiedad sexual está vinculado con la educación que recibimos acerca del sexo y con las expectativas impuestas por la sociedad.

A pesar de lo duro que pueda ser lidiar con la ansiedad sexual, existen distintas cosas que puedes hacer para superar este estado mental. De hecho, a continuación podrás ver distintos consejos que podrían ayudarte a mejorar tu vida sexual.

Que una experiencia aislada no obstaculice tus próximos encuentros

Es normal que ocasionalmente muchas personas tengan un momento de intimidad sexual frustrante. Asimismo, tener una disfunción eréctil esporádica no necesita ser una razón para preocuparse.

No obstante, en algunos casos la decepción podría llevar al temor y a la ansiedad. Lamentablemente, si estos sentimientos son persistentes podrían dificultar un próximo encuentro sexual.

Por esta razón, es crucial aceptar que un episodio aislado donde no has sido capaz de tener sexo no quiere decir que no puedas intimar. Es sólo eso: un episodio aislado.

Tal vez en esa ocasión vivías una situación estresante, o estabas lidiando con la ansiedad. Por lo tanto, en otro momento cuando desaparezca el estrés, podrías volver a tener una noche de pasión sin inconvenientes.

En vez de detenerte en los síntomas que tienes al sentir ansiedad sexual, lo mejor es enfocarse en la posible causa. De esta forma podrás trabajar en ella para evitar que se repita.

Realiza actividad física

Distintos estudios han encontrado una relación entre el sedentarismo o un reducido ejercicio físico y la disfunción eréctil. Por este motivo ejercitarte durante unos 30 minutos diarios podría disminuir el estrés y mejorar tu calidad de vida.

Enfócate en tus sentidos

Si sientes ansiedad sexual podrías traer a tu mente ideas negativas y preocuparte de forma continua por lo que tu pareja piensa o por cómo te percibe. En estos casos resulta eficaz la técnica de dirigir al 100% tus pensamientos hacia lo que dicten tus sentidos durante tu encuentro sexual. Es importante no sobreanalizar la situación.

Por ejemplo, concentrarte en lo que perciben tus manos, en el cuerpo que observas, o en los aromas que sientes. Todo esto podría ayudarte a inhibir la ansiedad sexual. De igual manera, colocar una lista de reproducción con canciones que te gustan podría aportar tranquilidad y permitir que disfrutes el momento.

Meditación, yoga y CBD

La meditación y el CBD también son dos alternativas que podrían ayudarte a bloquear todo tipo de ansiedad. Tal como lo explicamos en este artículo, las meditaciones y el cannabidiol se utilizan para reducir los momentos de estrés y ansiedad.

Por otra parte, realizar yoga podría ser otra de las técnicas que te sirvan para no sentir ansiedad a la hora de tener un encuentro sexual.

Incluso, abrirte con tu pareja y contarle tus sentimientos podría ser muy efectivo para reducir la ansiedad y sentirte más relajado/a durante el sexo. Dar este paso de confianza podría mejorar tu vida sexual y ser la solución que calme tu ansiedad.

Referencias

  • Owning Your Sexual Power. Amy Jo Goddard. 2014.
  • Depression and anxiety in men with sexual dysfunction: a retrospective study. R. Rajkumar, A. Kumaran. 2015.
  • Performance anxiety – it’s not just for men. Claudia Six. 2016.
  • Sleep, Sleep Disorders, and Sexual Dysfunction. Jae Wook Cho y Jeanne F. 2018.
  • Erectile Dysfunction: AUA Guideline. Burnett AL, et al. 2018.
  • Disorders of Ejaculation: An AUA/SMSNA Guideline. Alan W. Shindel MD, et al.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad